INDIANAPOLIS — El exvicepresidente Mike Pence fue abucheado en su estado natal el viernes mientras hablaba en la reunión anual de la Asociación Nacional del Rifle aquí.

Pence, un exgobernador de Indiana que está considerando una candidatura presidencial, subió al escenario con una mezcla de vigorosos abucheos y generosos aplausos. La reacción dividida subrayó parte del desafío que enfrentaría Pence en la campaña por la nominación republicana en 2024: enfureció al entonces presidente Donald Trump y a parte de la base republicana al certificar la elección del presidente Joe Biden el 6 de enero de 2021.

En ese momento, Pence citó su deber constitucional de supervisar el conteo oficial de votos electorales en el Congreso, incluso cuando Trump exigió que se interpusiera. Los partidarios de Trump, algunos de ellos coreando «Cuelguen a Mike Pence», corrieron al Capitolio de los Estados Unidos ese día y se acercaron a donde Pence se había refugiado con agentes del Servicio Secreto.

Durante sus comentarios del viernes, Pence fue aplaudido por su llamado a luchar contra los esfuerzos para restringir los derechos de armas.

«No necesitamos control de armas», dijo. «Necesitamos el control del crimen». Y en repetidas ocasiones instó a los miembros de la NRA a «mantenerse firmes».

Pero cuando Pence abandonó el escenario, lo hizo para otra ronda de cacofonía, con los incondicionales de Trump abucheándolo y muchos espectadores de pie para aplaudir.

Pence se desempeñó como gobernador de Indiana de 2013 a 2017, cuando se convirtió en vicepresidente y anteriormente representó al estado en la Cámara.

Más tarde ese día, Trump habló y señaló la recepción que recibió Pence.

«Escuché que fue muy difícil», dijo.